Reflexología podal

Los pies son los pequeños espejos del cuerpo. Reflejan cómo estamos, cómo nos sentimos… Los pies son para un ser humano como las raíces para un árbol. Según se encuentren tus pies, así estará el resto…”

 

 

¿Qué es la reflexología podal?

La reflexología podal es una técnica terapéutica milenaria, que consiste en la aplicación de masajes y está basada en la estimulación de zonas y puntos específicos de los pies, donde se refleja todo el cuerpo y sus sistemas orgánicos. Esta técnica de reequilibrio es muy agradable y lleva a la persona que lo recibe a sumergirse en un estado de relajación total y al disfrute durante y después del masaje.

Favorece tu enraizamiento con la tierra y la vida a través de los pies, invitándote a actuar más y pensar menos. El fin es encontrar el equilibrio físico, emocional y energético.

Así que la reflexología podal te calma y reduce tu estrés. Ayuda a que pares, a estar con lo que sientes, permitiéndote sentir y soltarlo todo.  Se estimula así el mecanismo autocurativo de tu cuerpo.  Es decir: tu cuerpo restablece su flujo natural liberando toxinas, aliviando y soltando malestares, tensiones y ansiedades, desbloqueando y potenciando tu energía vital.

Imagen del plano plantar reflejo de Petra Almazán (mi maestra)

¡Cuídate, mímate, devuélvele a tu cuerpo su equilibrio!

Más beneficios de la reflexología podal

Esta terapia complementaria es compatible con cualquier otro tratamiento. Es beneficiosa, a parte de lo mencionado anteriormente, para lo siguiente:

  • Relaja el sistema nervioso y alivia la ansiedad, el estrés, el insomnio, la depresión y los dolores de cabeza.
  • Alivia problemas vertebrales, problemas articulares y contracturas musculares.
  • Ayuda a activar la circulación sanguínea y linfática. Calma las piernas pesadas y cansadas.
  • Ayuda a regular los problemas renales, hormonales, menstruales y calma los síntomas de la menopausia.
  • Alivia los problemas digestivos como estreñimiento, gases, hinchazón,  hernia de hiato y colon irritable.
  • Regula el funcionamiento de los órganos de los sentidos.
  • Calma las alergias, el catarro y el asma. Ayuda a respirar bien.
  • Estimula las defensas reforzando el sistema inmunológico.
  • Ayuda a depurar el cuerpo y a eliminar las toxinas
  • Calma dolores y disminuye el cansancio. 
  • Da paz y equilibrio a todos los niveles y ayuda a aumentar la energía vital. 
  • Actúa también de forma preventiva, como mantenimiento, reforzando la salud física y levantando el ánimo.

¿Cómo trabajo contigo?

Trataré todas las zonas de tu pie, pero insisto en las zonas que requieren más atención. 

Al principio te haré unas sencillas preguntas y hablaremos sobre lo que necesitas y sobre lo que yo puedo hacer por ti. Después solo tienes que quitarte los zapatos y los calcetines, relajarte y disfrutar.

El masaje de pies incluye la aplicación de aceites esenciales 100% naturales,  relajantes, revitalizantes y terapéuticos. Entre ellos están la lavanda, el romero y la melisa de uso general. Además aplico otros aceites esenciales según cada caso.

Una sesión de reflexología podal: 30€

Si tienes cualquier duda acerca de las sesiones de Reflexología podal en Torrelodones y la zona Noroeste de Madrid (Las Rozas, Majadahonda, Villalba,…) o quieres hacer una cita, me puedes llamar, mandarme un WhatsApp o escribirme un e-mail. Puedes encontrar mis datos en la página de contacto.